Protect the boss

Título: Protect the boss / Protegiendo al jefe / The boss has changed / The last secretary.

Episodios: 18

Cadena emisora: SBS

Guionista: Kwon Ki Young

Reparto principal: Choi Kang Hee (No Eun Seol), Ji Sung (Cha Ji Heon), Kim Jae Joong (Cha Moo Won), Wang Ji Hye (Seo Na Yoon)

SINOPSIS

La delincuente No Eun Seol desea finalmente vivir una vida normal. Aunque tiene mal carácter y después de muchos esfuerzos y tropiezos, consigue un trabajo como la secretaria del inmaduro hijo menor de una familia chaebol, Cha Ji Heon.

Mientras cumple con sus obligaciones y con las exageradas labores que le impone su nuevo jefe, éste va cambiando sus sentimientos, declarándose enamorado de ella, cosa que también ocurre con su primo, el frío y apuesto Cha Moo Won, quién también cae rendido ante los encantos de No Eun Seol.

Eun Seol tiene la difícil tarea de escoger entre estos dos adinerados, los cuales están dispuestos a hacer cualquier cosa para que su amor sea correspondido.

OPINIÓN

Como bien lo indica la sinopsis, la historia habla de un romance de oficina entre el heredero de una empresa y su secretaria. Sin embargo la historia no es tan simple como parece, pues en el trayecto de las vidas de los personajes van cambiando tanto ellos mismos como a los que les rodean.

Probablemente con esto como que no llame la atención, sin embargo déjenme hablarles un poco más sobre los personajes y su marcada actitud, y entonces verán que comenzarán a sentirse identificados con ciertas actitudes de ellos.

En primer plano tenemos a Cha Ji Heon, quien es interpretado hábilmente por Ji Sung; este chico resulta ser un niño mimado que se la ha vivido torturando a su secretario con sus descabellados caprichos y su rebelde actitud. Posteriormente aparece ante nosotros No Eun Seol, una chica que en su juventud fue conocida por ser la bravucona número uno de su escuela, por lo que en su actualidad le es complicado encontrar un trabajo fijo y se la ha vivido rolando por trabajos de medio tiempo; sin embargo ella va a lograr encontrar un trabajo muy estable, pero eso sí, su pasado la continúa atormentando.

Como personajes secundarios, pero no por eso menos importantes, tenemos a Cha Moo Won interpretado por JaeJoong, él es el primo súper bien educado de Ji Heon, al cual odia por poder ser todo lo que él no puede, pues nuestro amable chico solamente vive para hacer lo que su madre le diga, ¡este chico suena a perfección por donde lo vea!, sin embargo don perfecto carece de un encanto, el de los arrebatos y la espontaneidad.

Obviamente Moo Won no puede quedarse con esa personalidad tan recta y sosa, es por eso que es necesario sacar a colación a Seo Na Yoon, una chica con las que muchos nos sentiremos identificados, ella es una niña consentida, algo así como la versión femenina de Ji Heon. Una chica que no tiene una meta fija en su vida, alguien taaaaaan despistada que no sabe distinguir un comentario bueno de uno mal intencionado; por lo que nos resulta alguien muy torpe pero encantadora.

La historia transcurre principalmente entre estos cuatro personajes y otros más que le van poniendo sabor a la historia, como lo son sus padres y sus amigos más cercanos.

Las personalidades de nuestros protagonistas no sufren un cambio significativo hasta que todos conviven de lleno con Eun Seol, pues la actitud tan alocada y extrovertida hacen que el resto de personajes vayan mostrando su verdadero ser.

La historia se vuelve algo predecible conforme van pasando los capítulos, sin embargo lo que te impulsa a seguir viendo el dorama son las conversaciones tan estúpidas y graciosas de todos los personajes, desde aquellos que solamente están de relleno como los que fungen el papel principal de la historia.

Básicamente la línea del romance de oficina se mantiene durante los 18 episodios, sin embargo comienza a tomar un nuevo sentido cuando Na Yoon se hace amiga de Eun Seol, pues de la obvia enemistad nace una relación muy extraña que llega a involucrar hasta a la mejor amiga de nuestra protagonista, Eun Seol.

Personalmente, por si no he sido muy obvia ya, quienes sazonaron la historia fueron la dupla Moo Won+Na Yoon, pues cada que ellos aparecen en escena puedes asegurar que los momentos de diversión se acercan.

Dentro del inicio y gran parte de la historia, entre Ji Heon y Eun Seol existe un gran problema que es lo que hace que ambos se complementen de una forma muy íntima, y es que este hombre sufre de una terrible enfermedad llamada AGORAFOBIA, la cual debe enfrentar con la noble ayuda de su secretaria. A pesar de ser un gesto muy noble de parte de ella a mi me fastidió el hecho de que él se aprovechaba de eso para mantenerla a su lado.

Finalmente cabe remarcar que esta historia es tierna y dinámica debido a las tonterías tan infantiles dichas y hechas por unos adultos adinerados y de buena familia.

FRASES

“Hay una roca del espacio exterior que se ha clavado en el sistema límbico de mi cerebro”

“Has dicho que no soy un hombre, pero mi certificado de nacimiento dice que sí lo soy…así que si no soy hombre, dime, ¿qué soy para ti?

Her lovely heels

Título: Her lovely heels / Sus amadas zapatillas / Sus amados tacones

Episodios: 10 capítulos de una duración de 15 minutos aproximadamente.

Cadena emisora: SBS plus.

Guionista: Lee Mi Rim

Reparto principal: Han Seung Yun (Shin Ji Hoo) y Hong Jong Hyun (Oh Tae Soo)

SINOPSIS

La historia de Shin Ji Hoo es temerosa al amor después de haber tenido una mala primera experiencia y Oh Tae Soo, un hombre que no cree en el amor.

OPINIÓN

Este dorama o Kdrama nos habla de un romance de oficina, lo particular de éste es que nuestros protagonistas ya se conocían desde antes de trabajar juntos.

Afortunadamente a ninguno de estos actores los había visto actuar antes, así que no tenía ninguna expectativa de ellos -lo cual es bueno porque era más probable llevarme una sorpresa grata que una decepción-

La sinopsis en sí no es de lo más llamativo para aventurarme a verla, lo verdaderamente agradable fue el hecho de que solamente tenía 10 episodios y es mejor aún cuando te das cuenta de que no duran más que 15 minutos -¿ven cómo todo parece perfecto ahora?-

La historia va de una chica que trabaja en una empresa dedicada al marketing y publicidad. Ella, hace bastante tiempo atrás, fue a una zapatería y se quedó prendada de inmediato del chico que la atendió; pero como en esta vida el destino nos juega las peores bromas, resulta que el chico del que se ha enamorado nuestra protagonista es… ¡SU JEFE!

Desde el capítulo uno los sentimientos de los protagonistas y coprotagonistas quedan bastante claros y no sufren cambios bruscos durante el desarrollo de la historia, lo cual es bastante coherente al tratarse de un dorama corto, pues en lo personal no me agradan las historias en las que la protagonista está feliz al despertar y en cuanto pone un pie fuera de casa desea morir. Eso no es “normal”, ni “natural”.

Siguiendo con la historia, nuestros protagonistas tienen sentimientos correspondidos, sin embargo son las personas de su trabajo (que casualmente forman parte de su pasado) quienes les impiden concretar ese amor que se tienen.

Entre esas personas molestas se encuentra el ex novio de la protagonista, un chico extra patético que después de dejarla decide que la quiere de nuevo, y descaradamente piensa que ella lo recibirá con los brazos abiertos, sin embargo el personaje no va más allá y se convierte en una persona poco trascendente en la historia.

Como les decía, dentro de la oficina existe un rumor de que una de las subgerentes (curiosamente la jefa de nuestra protagonista) sostiene un romance con el jefe, lo cuál es varias veces desmentido por él pero es aceptado por ella, esa es otra de las cosas que separa varias veces a los protagonistas.

Y básicamente de eso habla nuestra historia, sin embargo lo que me hizo reaccionar y querer entrar al dorama para golpear a la protagonista, fue su actitud tan cobarde y carente de autoconfianza, pues resultó a final de cuentas ser una chica que se creía todo lo que le decían; o sea, no le bastaba con que el pobre hombre le demostrara de varias formas que realmente la amaba, pues en cuanto alguien le decía lo contrario ella iba bien despechada y lista para odiar al que antes juraba que ella amaba. Fue esa falta de carácter lo que casi impide que pase del segundo episodio -y eso que solamente tiene 10- pero decidí tragarme esa ira y continué observándolo.

A pesar de esa actitud que mencioné, me puse a pensar sobre la infinidad de veces en que todos podemos llegar a tomar una decisión basada en un simple comentario, pues como que te siembran la semilla de la duda y sabes que ese pequeño mal ya está hecho, y que falta solamente un pequeño error para que arda Troya con un malentendido. Tal vez ese era el propósito de la personalidad de la protagonista, el demostrar qué tan influenciables somos por pequeñas mentiras a pesar de tener la verdad justo frente a nosotros.

Si bien este dorama no es la octava maravilla ni mucho menos contiene la verdad absoluta, vale la pena pasar casi tres horas para admirar el desenlace de la historia.

¿Ya vieron ustedes este k-drama?, ¿qué les pareció?

FRASES

“Nuestras experiencias buenas y malas nos llevan hasta donde estamos, rodeándonos de toda clase de personas”